Se declara dueña de la mina de Pinzán Morado con disposición, pero sin dinero

Coyuca de Catalán, Gro. La dueña de la mina de Pinzán Morado tuvo una reunión con el presidente electo de Coyuca de Catalán Eusebio Echeverría Tabares, quien aseguró que la señora está con intenciones de apoyar la reconstrucción de las casas de los afectados por el socavón, pero “no tiene dinero, y espera un presupuesto de inversionistas”.
Abordado en Ciudad Altamirano, Eusebio Echeverría confirmó que tuvo una reunión con la señora Elia Sánchez Cerda, dueña de la empresa minera que opera en Pinzán Morado: “dijo que estaba en la mejor disposición de apoyar en el tema de comprar un terreno y reconstruir las viviendas, pero primero hay que esperar el estudio de suelo y además la señora dijo que no tenía dinero”.
Eusebio dijo que la alternativa que dio la señora es que “esperen a que unos socios inviertan en el tema de la reactivación de la mina y que por consecuencia de ahí saldría el dinero para apoyar a la gente afectada por el socavón”.
De primera instancia se tiene conocimiento que son unas once casas que se encuentran en el rango de la zona de peligro y un jardín de niños, además de una telesecundaria. Todos tendrían que ser reubicados, en un terreno que previo a un estudio, se determine que ese nuevo espacio no está en zona de riesgo.
También anunció Eusebio, que desde este lunes regresarán a Pinzan Morado, un grupo de geólogos canadienses quienes continuarán con el estudio de suelo para determinar el rango de riesgo, y además verificar si otros puntos del mismo pueblo estarían en riesgo, además de los posibles terrenos aptos para la reubicación.
Eusebio dijo que el tema lo está siguiendo de manera puntual, a un mes de que tome posesión como presidente de Coyuca de Catalán, y que buscará que se logre un buen acuerdo con la gente, pues además son sus vecinos porque vive en el mismo pueblo.
Desde el pasado 2 de julio, un hoyo se abrió en el centro del pueblo. Al principio fue de unos 5 metros de diámetro, pero conforme pasaron los días se fue ampliando hasta que ahora cuenta con unos 40 metros de diámetro y unos 45 metros de profundidad llegando de un lado a dejar al descubierto los cimientos de una casa y en el otro extremo, tragándose los árboles y cerca de las casas.
El motivo del socavón, es porque en el pueblo de Pinzán Morado hay una mina, que tiene unos 100 años de explotación y unos 50 con mayor intensidad. Uno de los túneles atravesó una zona del pueblo, y además lo hicieron a una profundidad corta de la superficie y se desplomó.
Ahora buscan que la empresa minera se haga responsable de la reconstrucción de las casas afectadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!