Celebra alcalde Karime Benítez que pongan más candados a los apoyos para el campo

Cutzamala de Pinzón, Gro. La presidente municipal de este lugar, Karime Benítez Flores, celebró lo riguroso que la Secretaría de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (Sagarpa), ha convertido al Programa de Apoyos para Incentivos al Programa de Maíz y Frijol (Pimaf), pues en años anteriores había sido utilizado por presuntos líderes para lucrar con los campesinos.

Expresó lo anterior al entregar este sábado 250 paquetes de agroquímicos del PIMAF a campesinos de ese municipio y varias comunidades, apoyos que dijo no tienen ningún costo, se informó que el paquete consta de 11 productos, como son herbicidas, foliares, fungicidas y líquido para exterminio del gusano cogollero.

El paquete entregado a los campesinos tiene un costo en el mercado de mil 500 pesos y alcanza o rinde para 2 o 3 hectáreas, se informó que en total serán 971 paquetes los que se van a entregar en los próximos días.

En su mensaje a los productores Karime Benítez explicó que estos apoyos no llegan solos, requieren de un trabajo de gestión ante las instancias, principalmente ante la Sagarpa, luego agradeció al gobierno federal este apoyo logrado para los campesinos del municipio que gobierna “hemos trabajado no solo en la cuestión administrativa, también en la gestoría, hay muchos apoyos del gobierno federal, pero necesitamos estar tocando puertas”.

Enseguida agradeció a su esposo, el diputado Local isidro Duarte, porque ambos, se empeñaron en gestionar estos apoyos, que reiteró son totalmente gratuito para los beneficiarios e invitó a los campesinos si alguien de la administración u otra persona intente cobrarles, lo denuncien porque ellos no deben aportar un solo peso “aquí no lucramos con los apoyos que llegan para ustedes, estos beneficios con para los campesinos y son gratuitos, para que se apoyen en la producción de sus productos”.

Los 250 campesinos beneficiados en esta primera entrega de apoyos corresponden a las localidades de Los Capires, Los Tules, El Guayabo, Balderrama, Las Juntas del Rosario, San José-La Palmita, El Limón Grande, La Monera, El Pochote y la cabecera municipal.

Ante el jefe del Cader, Pedro Olmos, la alcaldesa admitió que cada vez son más “candaditos” como calificó lo más riguroso que se ha convertido el programa, porque este programa ha sido utilizado de muchas formas para lucrar con los campesinos, con los que menos tienen, cada vez la Sagarpa pone más candaditos en el sentido que debe haber una supervisión estricta de quienes reciben estos apoyos, y que de manera particular que no se les pida un solo peso.

“Si algunas de las personas del ayuntamiento les pidió un peso háganlo público, denúncienlo porque la indicación es que no paguen nada. Hay otras organizaciones y despachos que le cobran desde 300, 600 o mil pesos por entregarles estos apoyos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!