Hallan sin vida a Brandon tras desplome de L12; «Me mató verlo en la plancha»: madre

Familiares del menor comentaron que éste viajaba con su padre, quien fue localizado horas antes y fue hospitalizado debido a sus heridas a causa del colapso del vagón en el que viajaban.

Ciudad de México.

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México informó que Brandon Giovanny Hernández Tapia, de 12 años, fue identificado por sus familiares en la Coordinación Territorial IZT-6 tras ser buscado desde ayer por el desplome en la Línea 12 del Metro.

De acuerdo con los primeros reportes, Brandon Giovanny se encontraba entre las 24 personas que murieron luego de que el vagón donde viajaban colapsara, hechos que han dejado 79 lesionados hasta el momento.

La muerte del niño fue confirmada en la plataforma del gobierno de CdMx, habilitada para publicar y actualizar las listas de personas hospitalizadas, fallecidas, reportadas sin localizar o que ya se encuentran en su domicilio.

La identificación del cuerpo del menor se dio minutos después de que la FGJ emitiera una Alerta Amber para dar con su paradero.

De acuerdo con las indagatorias, Brandon Giovanny viajaba con su padre, quien ya fue localizado y se encuentra hospitalizado, mismo que a través de una llamada dijo a su esposa Marisol que se dirigían de regreso a casa y que se encontraban en la estación Periférico Oriente.

Minutos después, a través de redes sociales, la madre del menor tuvo conocimiento del incidente ocurrido en el Metro de CdMx, por lo que intentó comunicarse de nueva cuenta con el padre de Brandon, sin que él respondiera las llamadas.

Marisol comentó a las autoridades que se trasladó al lugar del accidente y comenzó a buscar a ambas personas, aunque solo localizó al adulto esta mañana en el Hospital General Balbuena, mientras que el menor fue identificado por la tarde.

Hasta el momento han sido identificadas 23 de las 24 personas fallecidas luego del desplome de una ballena de concreto entre las estaciones Olivos y Tezconco, de la Línea 12. 

Cerca de las 21:00 horas, Marisol se presentó a la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa, para reconocer el cuerpo de su hijo de 12 años. “Me dolió tanto verlo en la plancha, nadie me lo va a regresar, mi niño no se merecía esto”, externó.

Dijo que buscará justicia por su hijo, por lo cual, aseguró que los responsables del accidente tendrán que “pagar con su propia karma”.

“Me arrebataron a mi hijo, íbamos a pasar el 10 de mayo, el día de las madres, había ahorrado dinero para comprarle el regalo a su abuelita”, recalcó. Con lágrimas en los ojos, dijo que enterrará a su hijo con mucho dolor. Además, adelantó que, durante su funeral, previsto para el día de mañana, será velado con su música favorita: el rap. (Milenio)